Editorial de MujeryNegocios.com

   

 

Empresas sustentables

En un momento donde el concepto de sustentabilidad está tan vigente, analicemos qué implica que una empresa sea sustentable (no discutiremos en esta oportunidad si el término adecuado es sustentable o sostenible), entendiendo que en este término, están involucrado sus tres componentes: el ambiental, el económico y el social.

El paradigma que pretendemos confrontar es externalidades vs sustentabilidad. Es decir, un modelo productivo donde los costos sociales, económicos, ambientales, culturales, y de salud son considerados como externalidades que serán pagadas por las generaciones presentes y futuras, (incluimos también utilización de agua, energía y recursos, contaminación del medio ambiente, disminución de la biodiversidad, etc.), nunca podrá ser sustentable.

Consideramos entonces que una empresa es sustentable, cuando toma en cuenta de manera coordinada y consistente los impactos en los planos económico, social y ambiental, no solo en sus actividades productivas, también en la definición de sus políticas, acciones y proyectos

Cuando hablamos del término sustentable en lo económico, estamos considerando la generación de beneficios económicos para la empresa, en un marco de desarrollo económico de la comunidad, y con una conducta ética en los negocios, en las publicidades, en la política de precios, en la calidad de los productos, en el origen de los insumos, en el pago de impuestos…

Cuando hablamos del término sustentable en lo ambiental, estamos contemplando el impacto de las actividades de la empresa y la gestión que hace de ellos, esto es, su interrelación con el ambiente por los residuos que generan sus procesos y productos, los recursos que demanda y utiliza, los efluentes y emisiones que descarga, y la responsabilidad que pone al servicio de la protección y/o recuperación del medio ambiente. En este punto incluimos también ahorros de consumo de agua y energía, e implementación de buenas prácticas de manufactura, el seguimiento de estos aspectos en su cadena de proveedores y el compromiso de asumir y demostrar una responsabilidad ecológica.

Cuando hablamos del término sustentable en lo social, consideramos el bienestar y condiciones de trabajo de sus empleados, o el compromiso de la empresa con el desarrollo social de la comunidad en que opera y sus clientes, también el no utilizar prácticas que vulneren los derechos humanos, los derechos del niño, la igualdad de género, la seguridad, entre otros.

Entendemos que este concepto de desarrollo sustentable, ligado al de consumo sustentable, debiera constituirse en un principio fundamental para cada uno de nosotros, prefiriendo en nuestras opciones de compra a aquellos que nos convenzan acerca de su sustentabilidad.


Mujer y Negocios
info@ mujerynegocios.com.ar

Capacitacion Virtual Publicite aqui Cursos para emprendedores volver a www.MujeryNegocios.com